Despertar psíquico: lanzamiento

Foro Warhammer

Administrador
Usuario Avanzado (5/6)
Registrado
17 Abr 2020
Mensajes
510
Me gustas
17
500 mensajes
Regístrate y participa en el foro para poder ver los mensajes (por ejemplo comentando las galerías de miniaturas o resolviendo dudas).

Normas del foro
Esta noticia ha sido traducida por www.warhammerforo.es

PsyAwk-Sep09-PAHeader-zlw2.jpg


Muchos en toda la galaxia escuchan el llamado del despertar psíquico, y los sacerdotes tecnológicos caídos del Dark Mechanicum no son una excepción. En el mundo corrupto de Ordex-Thaag, uno de esos herejes está a punto de escuchar esa llamada de una manera muy literal que la cambiará para siempre …

a951428c.jpg


40kRaptorLord-Jan15-Button6bfh.jpg


Maerica Threxx tiró de la palanca del Generatorum Interdictio. Una luz roja caía inundando la fundición profundamente debajo de la corteza de Ordex-Thaag. Ella cerró los ojos y disfrutó el poder que la inundó. Es cierto que no era mucho mejor que la más humilde esclava de la tecnología, pero en este momento el poder, el verdadero poder, estaba en sus manos.

Libérame, susurró la voz.

«Por favor repita, Sacerdote Threxx», solicitó el capataz encapuchado, interrumpiendo sus pensamientos.

América sacudió la cabeza y levantó la vista, dándose cuenta de que había estado mirando la Interdicción del generador desde el otro lado de la habitación desde hace bastante tiempo.

«No dije nada, supervisor», dijo el joven Tech-Priest. Sus mechadendritas inferiores se retorcieron nerviosamente antes de que las volviera a controlar con un pensamiento centrado.

800547d2-330x110.jpg


La matriz de sensores ópticos del supervisor estaba alineada en forma de una estrella de ocho puntas debajo de su capucha gastada. Hicieron un zumbido mientras se reajustaban. Después de un momento de silencio medido, asintió. ‘Afirmativo. Un error de mis sensores auditivos. Regrese al proceso de trabajo, Sacerdote Threxx «.

«Sí, supervisora», respondió Maerica. Soltó un suspiro que no se había dado cuenta de que había estado conteniendo. Miró de nuevo el Generatorum Interdictio. La máquina era una enorme caldera hecha de latón oscuro. Estaba adornada con indicadores y pantallas que se alejaban ansiosamente, y los sellos de protección oscuros habían sido grabados en su superficie. Una enorme escotilla de cristal atrajo la mirada de Maerica, como lo había hecho tantas veces durante la última semana. Había algo allí, algo poderoso, que jugaba con emociones que había pensado durante mucho tiempo excitadas. Una luz roja oscura palpitaba detrás de la escotilla, y mientras Maerica la miraba, la luz la llenó hasta ahogar cada vista, cada sonido, cada pensamiento …

Libérame, susurró la voz.

‘Error. Sacerdote Threxx, repito, regrese a sus deberes. Maerica desvió la mirada, sobresaltada, cuando la supervisora apareció en su puesto. A pesar de su voz sin emociones, sus palabras lograron sonar amenazantes. Maerica no sería el primero de los sacerdotes del Mecánico Oscuro de Ordex-Thaag arrastrado a la oscuridad para sentir la arena debajo de sus pies descalzos, dolorida y ensangrentada, mientras arrastraba su masa devastada hacia adelante y …

El Sacerdote tecnológico tragó saliva, mirando alrededor de la cámara del horno. «S-sí, supervisora, afirmativa», dijo, mirando hacia atrás a su yunque del santuario, donde estaba esperando un zarcillo mecánico a medio construir.

d0e5bab0-330x131.jpg


El capataz se inclinó hacia ella, los sensores ópticos zumbaron suavemente. Gene La Generatorum Interdictio no es de su incumbencia, sacerdote. Conozca su lugar. No te esforzarás por nada más que estar al servicio «.

«Sí, supervisora», respondió obedientemente. ‘No soy nada. Estaré de servicio «.

El capataz se colocó en posición vertical y se alejó. Maerica cerró los ojos y trató de calmar sus latidos. Habían pasado años desde la última vez que se sintió tan agitada, tan … humana. Luchó contra el impulso de mirar de nuevo el Generatorum Interdictio e intentó concentrarse en su tarea. Sus mechadendritas se levantaron de su túnica negra para continuar su delicado trabajo. Las chispas volaron cuando ella grabó runas en otro segmento del zarcillo metálico. Ni siquiera sabía lo que significaban las palabras oscuras que estaba escribiendo, solo conocía el dolor, un dolor increíble mientras se miraba las manos. El afilado grano del desierto, a la deriva en poderosas ráfagas de tormenta, había despegado la piel. La carne debajo, abierta a los desechos tóxicos de Ordex-Thaag, estaba infectada, exudando pus oscuro y espeso por sus brazos. Sintió el pesado peso del generador en su mente cuando se dio cuenta de que estaba mirando la máquina otra vez.

Liberame.

La garra del capataz se cerró como una abrazadera hidráulica alrededor de su hombro. Sintió el frío toque metálico a través de su túnica, dolorosa en su piel febrilmente cálida. «Advertencia, Sacerdote Threxx», dijo el capataz. Repeat Repito, la Generatorum Interdictio no es de su incumbencia. El incumplimiento adicional será castigado. Reanude su proceso de trabajo de inmediato «.

América asintió apresuradamente. «Seré obediente, supervisor».

La garra del capataz la volvió y la obligó a mirarlo. Las muchas lentes debajo de su capucha la miraban sin simpatía. Él pareció evaluar su valor. Luego la soltó y se volvió.

3af1c066.jpg


Maerica observó mientras el capataz se abría camino a través de la fundición, con los ojos cubiertos de costras y ácaros de muchas extremidades, casi cegados por el trabajo castigador en la fundición. El trabajo en la fundición, se dijo. Atención. Una vez más, sus mechadendritas colgaban de su forma de cloaca inútilmente mientras se balanceaba. Las extremidades mecánicas trazaron líneas ondulantes en la arena, goteando aceites salobres mientras se enredaban con un lazo colgante de sus entrañas que sobresalían de su vientre roto. Ella realmente no era nada. Nada más que una montura miserable para la maquinaria masiva que se había fusionado con ella cuando se levantó y caminó hacia el Generatorum Interdictio.

Libérame, susurró la voz, instando, presionando, palpitando. Liberame. Liberame. Liberame.

La supervisora le cerró el paso y apretó los brazos con sus garras mecánicas. Dos servo brazos se levantaron de su espalda y la agarraron por los hombros, mientras que las mechadendritas lentas se arrastraban desde las profundidades de su túnica para enredarla aún más. «Sacerdote Threxx, has sido advertido», exclamó. Sus mechadendritas la rodeaban. La presión era aplastante.

«La deconstrucción ahora es inminente». Lentamente la levantó, levantándola del suelo.

Libérame, instó la voz. Liberame. Libérame Libérame Libérame Libérame Libérame

Su cabeza giró bruscamente mientras miraba directamente a la cara del capataz. «Libérame», gruñó ella.

Era su voz, pero había otra, apenas audible, que le daba el poder que ahora sabía que tanto había deseado. Si el capataz hubiera sido capaz de sorprender, seguramente lo habría expresado cuando Maerica se libró de su control con una fuerza inhumana.

c6dd4ae2-330x315.jpg


«Libérenme», gritó la voz cuando Maerica se escabulló sobre el capataz colapsado, apresurándose hacia la luz pulsante del Generatorum Interdictio.

«Libérame», dijo la cosa mientras evadía a los servidores de la guardia tratando de interceptarla. «Libérame», gritó con avidez mientras agarraba la palanca. El tiempo se detuvo por un segundo cuando un recuerdo repentino inundó su mente. Recordó el mango de latón bajo su agarre, el brillo carmesí, la cosa detrás del cristal, una luz palpitante que miraba profundamente en su alma, haciéndola humana, haciéndola más …

«Libérame», la voz gritó una vez más, y ahora lo reconoció por lo que realmente era. Y cuando se vio tirando de la palanca, lentamente, inevitablemente, Maerica Threxx también gritó.

«Libérame», la criatura blanqueó de sus fauces torcidas, arrojando hilos oscuros de saliva sangrienta mientras se arrastraba por el desierto en la superficie de Ordex-Thaag, acosado por un recuerdo insoportable que se repetía una y otra vez. «Libérame», gritó a las nubes oscuras iluminadas por el verde enfermo de las tormentas de urdimbre hirviendo. La criatura se arrastró a través de la arena caliente y tóxica, con las rodillas y las manos despellejadas. En su parte posterior, fundida con su carne, había una enorme caldera de bronce. Una gruesa escotilla de cristal irradiaba un brillo carmesí, más brillante con cada día que pasaba sufriendo su anfitrión. «Sueltame», la monstruosidad gimió. No quedaban lágrimas para llenar sus ojos llenos de suciedad.

6ad08308-330x335.jpg


‘La fusión del espécimen 209-Theta fue exitosa, maestro’, graznó el diminuto Idolator sin atreverse a mirar a su señor. ‘Los informes indican que la criatura escapó a los desiertos alrededor de la aguja después de destruir la fundición. La tasa de siniestros es aceptable. El espécimen ahora es alimentado por el anfitrión, volviéndose más fuerte cada día sin dejar de ser contenido «.

«Excelente». La figura en el trono era apenas visible en el oscuro salón, su voz tranquila pero de carácter fuerte. Una autoridad innegable hizo que la voz se distinguiera claramente del ruido de la maquinaria pesada y el sonido de las cadenas de púas que colgaban del techo. ‘Qué molestia es que haya escapado sin embargo. Juro que esos malditos sacerdotes hacen esto a propósito solo para enojarme «.

«Sí, maestro», acordó rápidamente el idólatra. «¿Debo organizar la captura de la criatura?»

«No», la figura en el trono decidió después de una breve pausa. ‘Deja que la cosa sufra un poco más. Debe fortalecerse antes de que podamos instalarlo en la máquina. Deja que se adapte al host unos días más antes de que lo atrapemos «.

‘Si señor. Observaremos a la criatura hasta que piense que está … madura. El idólatra se inclinó rígidamente y luego se escondió en las sombras del cavernoso salón.

Magnate Waersk se inclinó hacia delante y apoyó la cabeza sobre su puño mientras veía al Idolator alejarse. Las características del Fallen Noble estaban llenas de oscura anticipación. No falta mucho para que sus planes se hagan realidad ahora. No pasará mucho tiempo hasta que este miserable planeta cumpla su propósito y ayude a la Casa Lucaris a vengarse legítimamente de la galaxia.

Puede descubrir más historias del Despertar psíquico en el sitio web, junto con una gran cantidad de artículos y un mapa interactivo que traza las anomalías psíquicas que están surgiendo en la galaxia. Para obtener las últimas noticias, suscríbase al boletín de Games Workshop: entre eso y el sitio web, ¡siempre estará actualizado!

La publicación Psychic Awakening: Release apareció primero en Warhammer Community.

 
Colaboradores:

Si quieres ser colaborador, envíanos un mensaje con el siguiente formulario

Arriba